martes, 20 de agosto de 2013

Diez ejercicios para hacer en casa





Cuando pensamos en hacer ejercicio nuestra primera idea es en apuntarnos a un gimnasio. No cabe duda de que es el lugar adecuado para entrenarse o, al menos, en el que tendremos más facilidades. Pero no es, ni de lejos, el único. El gimnasio tiene limitaciones obvias: no todo el mundo tiene uno cerca, es necesario adaptarse a sus horarios y, lo que es más importante, cuesta un dinero que muchos no pueden permitirse.
Entrenar en casa es la opción más económica y cómoda para estar en forma, pero requiere una gran disciplina. Es difícil entrenar al lado del sillón y la tele; tendremos que tener una gran fuerza de voluntad para llevar a cabo el entrenamiento necesario, pero si conseguimos establecer una rutina, entrenar en casa nos quitará poco tiempo y apenas dinero. Además, todo lo que aprendamos a hacer podremos llevarlo a cabo en cualquier parte, ya sea en un hotel de vacaciones o en el parque de enfrente.
¿Qué necesito?
Para entrenar en casa no se necesita gran cosa, basta un espacio lo suficientemente amplio para no llevarnos una lámpara por delante: cualquier habitación en la que quepamos tumbados y en el que podamos estirar las piernas. Para estar cómodos basta con una colchoneta y, por supuesto, una vestimenta adecuada para hacer ejercicio. El resto de equipamiento es opcional.





El ejercicio aeróbico debe realizarse antes y después de los ejercicios de tonificación muscularPara mantenerse en forma es necesario practicar ejercicio aeróbico, el que más problemas nos va a dar en casa. Podemos correr de forma estática, sin avanzar, alternando elevación de rodillas al pecho y talones hacia los glúteos. Otra opción es comprarnos una bicicleta estática, la máquina más accesible y útil para tener en casa. Y siempre nos queda la opción de salir a correr.
El ejercicio aeróbico debe realizarse antes y después de los ejercicios de tonificación muscular. Estos si son más sencillos de realizar en casa. Como mucho, y si vamos en serio con esto del ejercicio en casa, podemos comprar unas mancuernas, con las que podremos trabajar todos los grupos musculares.
¿Cuánto tiempo debo entrenar?
La constancia es decisiva para cualquier entrenamiento, pero si lo realizamos en casa las tentaciones son mayores. Para lograr buenos resultados debemos entrenar al menos tres veces por semana, durante un tiempo aproximado de una hora.
¿Cómo debo entrenar?
Antes de comenzar la rutina de ejercicios es necesario correr o montar en bici durante 10 minutos. Tras esto puedes seguir la siguiente tabla de ejercicios. Para realizarlos correctamente lo más sencillo es mirar vídeos en Internet. En Youtube se pueden encontrar cientos de vídeos explicativos para cada uno de los ejercicios. Estos son los más básicos, pero con el tiempo puedes ir incorporando muchos otros. Entre ejercicio y ejercicio no debes descansar más de dos minutos.
- Sentadillas (3 series / 10 repeticiones)
Ponte de pie con los pies en línea recta respecto a tus hombros, empieza a bajar tu cadera como si fueras a sentarte en una silla. Al doblar las rodillas los muslos deben llegar a estar paralelos al suelo. Con el tiempo podrás hacer el ejercicio sujetando un peso con los brazos delante del pecho.
- Flexiones (3 series / 12 repeticiones)
Apoya las manos separadas del ancho de los hombros y alineadas con estos. Ahora baja y sube el pecho manteniendo las piernas estiradas. Pese a ser un ejercicio que todos hemos practicado en el colegio es más duro de lo que parece. Si estás empezando con el entrenamiento puedes “hacer trampa” apoyando las rodillas, pero procura hacer las flexiones completas en cuanto empieces a mejorar.
- Zancadas (2 series / 14 repeticiones)
Las zancadas son uno de los ejercicios más completos y están presentes en todas las rutinas de entrenamiento. Mantén una posición de semi-cuclillas con tus manos en la cadera, y adelanta alternativamente una y otra pierna. La pierna adelantada nunca debe superar el ángulo de 90 grados y el talón de la pierna desplazada no debe despegarse del suelo. Con el tiempo puedes hacer este ejercicio sujetando una mancuerna en cada mano.
- Fondos de tríceps (3 series / 12 repeticiones)
Para este ejercicio se necesita la ayuda de una silla o un banco. Debes colocar las manos en éste y distanciar los pies para bajar la cadera flexionando los codos. El ejercicio también puede realizarse colocando los pies en otro banco o silla, así se ejercitan mejor los tríceps pero hazlo sólo cuando te veas preparado, pues si te caes te puedes llevar un buen susto.
- Elevaciones laterales de brazos (3 series / 15 repeticiones)
Mantente recto y levanta ambos brazos con peso en cada mano. Si no tienes unas mancuernas basta con unas botellas, unas bolsas o cualquier otro peso.
- Dominadas o remo (2 series / 15 repeticiones)
La espalda es quizás la parte del cuerpo más difícil de entrenar en casa. Lo ideal es tener una barra en una puerta con la que poder hacer dominadas, los ejercicios más completos para entrenar la espalda. Si no tienes una barra, o no puedes instalarla en casa, puedes hacer ejercicios de remo. Para ello lo mejor es usar un banco o silla, apoyar una de las rodillas y con el otro brazo hacer flexiones levantando un peso. Este es el ejercicio de remo más sencillo, pero hay muchos otros que puedes aprender con el tiempo.
- Abdominales (2 series / 20 repeticiones)
Aunque todos hemos aprendido a entrenar las abdominales de la forma tradicional actualmente se sabe que la mejor forma de ejercitar estas es realizando la bicicleta. Túmbate en el suelo boca arriba, coloca las manos detrás de la cabeza, eleva las rodillas e imita el pedaleo de una bicicleta. Toca la rodilla izquierda con el codo derecho, y luego la derecha con el izquierdo.
- Estiramientos
Después de completar los ejercicios, que puedes realizar en cualquier orden, es recomendable incorporar otra tanda de ejercicio aeróbico, imprescindible si quieres perder peso, pues es el tipo de ejercicio más eficaz para quemar grasas. Tras esto no olvides estirar. Acabarás más relajado y evitarás lesiones.













domingo, 21 de julio de 2013

Diez consejos para adelgazar








1. ¿Quieres perder peso? 


Si has decidido reducir tu peso porque tu médico te lo ha recomendado o porque quieres cuidar tu salud, estás de suerte. Es una buena elección. Recuerda que tú tienes el control. 


Si quieres, puedes. Es importante estar motivado para llevar a cabo esta tarea, que no es fácil. Se necesita voluntad y determinación. Pero es posible.Y además los beneficios para tu salud (mejorarás la presión arterial y los niveles de colesterol y glucosa en sangre) son visibles incluso con una pérdida modesta de peso. 


Si bajas peso, además se incrementará tu salud física, tu nivel de energía, movilidad física, incluso se beneficiará tu estado de ánimo general y por supuesto, tu autoestima.












2. Márcate unos objetivos realistas No puedes pretender perder 5 libras en una semana. Los nutricionistas recomiendan perder entre un 5 y un 10% de tu peso corporal, es decir, poco a poco. 


Estamos hablando entre 1 y 2 libras por semana de reducción de peso en los primeros meses para que la dieta sea realmente efectiva. 


Recuerda que puedes calcular tu índice de masa corporal -IMC o BMI en inglés- dividiendo el peso en kilos por la altura en m2.











3. Pierde peso poco a poco Está demostrado que las personas que intentan perder peso rápidamente, lo recuperan enseguida. Los que siguen dietas milagro se cansan y al cabo de los 6 meses las han abandonado y el sobrepeso vuelve. La dieta debe permitir una pérdida de peso gradual y definitiva. 


Lo que te ayudará a reducir la grasa de tu cuerpo, limitar la pérdida de proteínas y evitar que disminuya tu metabolismo basal (calorías que quemamos en reposo) que se produce cuando nos adelgazamos de forma rápida. Si te sobran diez libras, tómate un año para perderlas. 


Es mejor que reduzcas tu peso en 1 o 2 libras al mes, pero que seas constante. 


Al cabo del año habrás reducido muchas libras de sobrepeso y además podrás conservar tu peso ideal con facilidad.










4. Reduce las calorías La mejor dieta es comer menos.


Lo ideal es seguir una dieta hipocalórica (es decir, baja en calorías). Pero nunca por debajo de las 1.500 calorías diarias. 


Recuerda que para bajar de peso, debes gastar (en inglés) más calorías de las que consume. Para perder entre 1 y 2 libras por semana (una libra equivale a 3,500 calorías) necesitarás reducir tu consumo calórico en 500-1000 calorías por día. 


Para ello, es importante que conozcas las calorías que contienen algunos alimentos, que puedes calcular en webs como Calorie Count


Aunque las prisas y el poco tiempo son parte de nuestro estilo de vida, y creemos que no hay espacio para nada, siempre hay tiempo para comer de forma saludable 


¿Por qué no sustituir esa hamburguesa rápida llena de calorías en la barra de un bar por una ligera ensalada de pasta con tomates, maíz, jamón y orégano?












5. Controla la ansiedad Una de las dificultades para perder peso es la ansiedad.


¿Eres de las personas que pican entre horas por tensión y no puedes parar hasta que no acabas con el alimento? 


Es importante que intentes controlar estos atracones, ya que sin darte cuenta ingieres muchas calorías en poco tiempo. 


Si no puedes controlarlo, elige una actividad alternativa que te distraiga como andar, llamar a una amiga, leer o darte un baño.











6. No todas las dietas valen. 


No es recomendable que sigas dietas radicales durante unos días, que sólo comas una o dos veces al día, o que hagas ayunos incontrolados ya que como advierten los nutricionistas estos hábitos son muy peligrosos para la salud. 


Un régimen nunca debe ser drástico porque no sólo lo abandonemos con rapidez, sino que además nos perjudicará por la falta de nutrientes.












7. Aliméntate bien para adelgazar Tu alimentación debe ser variada, saludable y agradable al paladar. 


No se trata de prohibir alimentos: pon en tu plato de todo pero en proporciones adecuadas. Elige una dieta baja en calorías y pobre en grasas saturadas, que incluya vegetales, frutas, legumbres, cereales integrales, y pescado o carnes magras (cerdo, pollo)












8. Cuida las horas de sueño y descanso Dormir más de nueve horas cada noche protege a las personas con predisposición genética a la obesidad, según un estudio reciente de laUniversidad de Washington


La investigación reveló que los que dormían más no solo eran más delgados, sino que además tenían menos riesgo de aumentar de peso













9. Haz cinco comidas al día Es aconsejable que comas al menos cuatro veces al día, aunque lo ideal es que repartas los alimentos en cinco tomas. 


De esa manera, evitarás periodos de ayuno, que no sólo no te ayudarán a adelgazar, además activarán tu metabolismo para almacenar grasa.








10. Practica una actividad física cada día Para asegurar el gasto energético es imprescindible hacer ejercicio de forma habitual. 


Practica una actividad física cada día al menos durante media hora. 


Te ayudará a quemar calorías, controlar el estrés, subir elcolesterol bueno (HDL) y reducir la grasa acumulada en tu cuerpo. 


Están especialmente indicados los deportes aeróbicos como la natación, el ciclismo o andar a paso ligero media hora. El ejercicio ayuda a perder peso de forma saludable. 


Recuerda si quieres perder peso con éxito: hazlo poco a poco, comiendo menos y haciendo ejercicio.



IMÁGENES DEL PROGRAMA PARA BAJAR DE PESO "THE BIGGEST LOSER"






































domingo, 23 de junio de 2013

DIEZ CONSEJOS PARA CONSEGUIR UNA BUENA SALUD




Todos queremos tener una salud de acero y conseguir mejorar nuestro estado general. Después de años buscando una fórmula para saber qué hacer a la hora de tener una buena salud he llegado a la conclusión de que puedo unir los puntos más importantes a tener en cuenta en diez consejos que no debemos pasar por alto. En esta ocasión os quiero hacer partícipes de una experiencia que a todos nos compete, y es saber qué debemos hacer para estar en forma y conseguir una buena salud.





Practicar deporte

Como primer punto he decidido destacar la realización de deporte. El deporte es una de las mejores maneras de mantenernos jóvenes y en perfectas condiciones, ya que ayuda a nuestro organismo a estar activo y a nuestros músculos a mantenerse tonificados y fuertes. A la hora de hacer deporte es necesario ser constantes y realizar por lo menos tres sesiones por semana, sea de la actividad que sea, ya que lo ideal es variar y evitar acostumbrarnos a una misma actividad.Personalmente considero que la variedad es esencial a la hora de hacer deporte, ya que además de no cansarnos nosotros conseguiremos mejores resultados pues nuestro cuerpo siempre deberá enfrentarse a un nuevo reto.



Respetar el descanso

El descanso es el segundo punto que vamos a tener en cuenta, y es que es importante que durmamos entre siete u ocho horas diarias para que nuestro organismo esté en perfectas condiciones. El descanso es esencial para recuperar nuestros músculos después del entrenamiento y la actividad cotidiana. No hay que olvidar que el sueño también nos ayudará a conseguir una mejor oxigenación y estado de la piel, así como un mejor funcionamiento general de todos los órganos de  nuestro cuerpo.





Mantener una alimentación variada

En tercer lugar me voy a detener en la alimentación, que debe ser variada. Seguir una dieta en la que estén presentes diferentes tipos de alimentos es esencial para conseguir una buena salud. Nuestro organismo está preparado para asimilar todo tipo de alimentos y todos estos alimentos nos aportarán una serie de nutrientes necesarios para conseguir una buena salud. Por ello es necesario que echemos mano de todo tipo de alimentos. El consejo que os doy es adquirir la dieta mediterránea como ejemplo, pues admite una alimentación variada y equilibrada.


Cuidado con las grasas saturadas

Dejar de lado las grasas saturadas y su abuso es otro consejo que os voy a dar. Es importante que ingiramos grasas, ya que nuestro cuerpo las necesita para poder vivir, pero es importante que sepamos qué tipos de grasas son las adecuadas para mantener una buena salud. Debemos decantarnos por las grasas monoinsaturadas y por las poliinsaturadas que  nuestro cuerpo aprovechará al máximo y las cuales nos ayudarán a mantenernos en perfecto estado.



Realizar cinco comidas

No saltarnos ninguna comida es esencial para estar en plena forma. Pasar hambre es lo peor que podemos hacer a la hora de mantenernos sanos. Es necesario mantener un control de las horas de la comida y respetarlo. Realizar cinco comidas ligeras al día es lo adecuado. Un consejo que os voy a dar es pensar en la cantidad de comida que consumimos al día y dividirla en cinco comidas, es decir, no hay que comer más cantidad por tener más horas de comida, sino comer lo mismo, pero más repartido para conseguir controlar el hambre y mantener mejor la línea.


Ingerir frutas y verduras

Incluir en la dieta frutas y verduras es esencial para mantenernos en plena forma. Las frutas nos aportarán vitaminas y minerales necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo. Un punto a tener en cuenta sobre las frutas y verduras es su alto contenido en fibra, que nos ayudará a depurar nuestro organismo.


Evitar el estrés

Relajarnos y evitar las situaciones de estrés a diario nos ayudará a tener una mejor salud. Considero que es necesario tener actividades que nos ayuden a evadirnos de la rutina cotidiana. Sesiones de relajación, yoga, hobbies, deporte… Cualquier actividad que nos relaje es muy recomendable para estar en perfectas condiciones.


Hidratarnos de manera adecuada

Como octavo consejo voy a destacar algo que nunca podemos pasar por alto, y es una correcta hidratación. Gran parte de la composición de nuestro cuerpo son los líquidos. El agua es fundamental para la vida, y como tal debemos dotar a nuestro organismo de las cantidades que necesita. Por ello es necesario ingerir una media de dos litros de líquidos por día para mantener una correcta salud en todos y cada uno de los órganos de nuestro cuerpo.


Evitar el alcohol y el tabaco

Ni que decir tiene que es necesario evitar excesos en nuestra vida y vicios como el alcohol y el tabaco que empeorarán nuestra salud a diferentes niveles, además de acelerar el proceso de envejecimiento natural del cuerpo humano. Controlar esto es fundamental a la hora de lograr mantener  una correcta salud. Simplemente os recomiendo cambiar el chip y sopesar lo que nos aportan estos vicios con lo que nos supone a nivel de salud.


Planificación y control de los hábitos

Como último consejo os voy a recomendar un punto muy importante que es la planificación y el control a la hora de mantener unos buenos hábitos. Establecer un horario de comidas, otro con el control de las comidas y platos a preparar  para conservar la variedad en nuestras comidas, así como otro horario para entrenar y practicar deporte. Este simple gesto es una de las mejores maneras de conseguir los objetivos que nos hemos propuesto y mantener un control total de lo que estamos haciendo.



Fuente 1001experiencias
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...